Tatyana Orozco: la visionaria barranquillera que tiene a todo el país mirando hacia “Arena del Río”

Tatyana Orozco, la visionaria barranquillera que tiene a todo el país mirando hacia “Arena del Río”

0

Con un plazo de ejecución de 30 meses y un área de más de 300.000 metros cuadrados, “Arena del Río” será la primera arena de conciertos techada en América Latina con capacidad de hasta 53.000 espectadores, con la flexibilidad de adaptar su aforo a diferentes eventos desde conciertos hasta partidos de fútbol.

La construcción de la obra inicia en el 2022, y la inauguración al público está prevista para el 2024. Con una inversión de capital privado extranjero, que supera los USD 400 millones, principalmente de la firma Two Way Stadiums, de la cual Edgar Rentería, exbeisbolista de las Grandes Ligas hace parte, se crearán cerca de 10.000 empleos directos e indirectos.

Tatyana fue nuestra mentora invitada al espacio de red “Meet the Mentors” que fue liderado por Hernando Trinidad, manager de la operación de Endeavor en el Caribe. En este espacio que se caracteriza por generar cercanía entre el mentor y la audiencia, hablamos de Arena del Río, los retos de la región Caribe y el rol de la mujer en cargos directivos.

“Cuando era niña quería ser bailarina, y me ponía a bailar en el cuarto de mis papás. Siempre me ha encantado la música y hoy, soy feliz de liderar la construcción del distrito más grande de entretenimiento de LATAM” – así describe Tatyana el reto que ha asumido desde noviembre de 2020 como Presidenta de Arena del Río.

Ha sido una profesional polifacética, ocupando importantes cargos a nivel local y nacional, ¿Cómo toda esa experiencia puede aportar a este nuevo reto?

Comencé mi recorrido laboral en la Fundación para el Desarrollo del Caribe (Fundesarrollo) realizando investigación social y económica. Luego, como Directora Ejecutiva de ProBarranquilla pude conocer más de cerca la región. Ya desde el orden nacional estuve en la dirección del Departamento Nacional de Planeación y del Departamento para la Prosperidad Social.

Mi visión de país se amplió en áreas estratégicas como la inversión social, y es por esto que estoy obsesionada con convertir a Arena del Río en un sitio donde el visitante quiera volver más allá de un concierto o un partido de fútbol que ocurren 1 o 2 veces en el año, yo quiero que vayas 100 veces, porque el complejo te va a ofrecer áreas de restaurantes, bares, discotecas, locales comerciales, plazas, suites y habitaciones de hotel, apartamentos, zonas de parqueo, y estudios de música, cine y televisión; y obviamente esto jalona y profesionaliza la industria de eventos de toda la región.

Definitivamente uno de los sectores más afectados por esta pandemia es el del entretenimiento, y muchos servicios como conciertos y obras de teatro migraron a plataformas digitales.

¿Qué elementos han tenido qué cambiar para adaptarse a la nueva realidad de lo digital?

La tecnología es un aliado vital en la democratización, internacionalización y acceso a los servicios de entretenimiento. Desde el inicio de la concepción de esta idea, se ha trabajado en conceptos que involucran mucha innovación, lo que nos ha permitido que tal vez los cambios sean mínimos y mantener el espíritu inicial de la obra.

Arena del Río es un espacio de encuentro en donde pueden confluir desde las barras bravas del equipo de fútbol hasta los emprendedores que quieran aportar, y todos son bienvenidos.

¿Cómo sientes el compromiso de ser la mujer que lidera el proyecto hacia el que todo el país mira?

Es una gran responsabilidad. Debo decir que yo nunca fui muy consciente del tema de género, no me daba cuenta de que efectivamente había que hacer algo al respecto. Pues porque desde mi historia, siempre tuve referentes mujeres, la rectora de mi colegio, las profesoras; incluso mi madre asumió en algún tiempo las riendas del hogar cuando mi papá se quedó desempleado, y siempre ha sido una mujer muy trabajadora.

De algún modo, pensé que ese entorno era la regla y lo normal. Siempre viví rodeada de liderazgos femeninos y no me había dado cuenta de ello. Luego al inicio de mi vida laboral la mayoría de mis jefes habían sido mujeres, pero cuando empiezas a mirar hacia arriba, te das cuenta de que entre mayor la relevancia del cargo, hay menos mujeres. Y es entonces cuando reflexiono sobre los retos adicionales que tenemos las mujeres adicionales a nuestros trabajos.

Liderazgo femenino: una convicción por la que se compromete.

Además de liderar este megaproyecto Arena del Río, Tatyana pertenece a la organización Women in Connection, quienes trabajan por promover el empoderamiento femenino. También integra el Club del 30 %, que busca ampliar la presencia de las mujeres en las juntas directivas de las empresas en el mundo.

Si quieres seguir el ejemplo de Tatyana e impactar la sociedad, te invitamos a participar en Mujeres Que Impactan, iniciativa de Endeavor que busca resaltar el rol de las emprendedoras que demuestran día a día que los hechos en el mundo del emprendimiento dicen más. Regístrate y accede a increíbles beneficios haciendo clic aquí.

Elige tu ¡reacción!
Deja un comentario