8 lecciones para emprendedores del sector Fintech

8 lecciones para emprendedores del sector Fintech

0

Con el propósito de ofrecer una perspectiva sobre el proceso de emprendimiento en la industria financiera, Kenneth Mendiwelson, fundador de Referencia y Refinancia y miembro de la junta directiva de Endeavor Colombia, lanzó Una historia diferente, libro que recopila las enseñanzas cosechadas a lo largo de su vida como emprendedor.

Son más de 15 años en el mundo del emprendimiento en los que, entre la superación de varias crisis, la realización de grandes operaciones corporativas y la consolidación de un equipo de alto impacto, Kenneth ha logrado convertirse en referente para la nueva generación de emprendedores del sector.

¡Conoce las 8 enseñanzas de Kenneth!

1. Identificar oportunidades

Para Kenneth, el hecho de observar que existían oportunidades de emprendimiento en industrias tradicionales y maduras,  y que a primera vista  no eran evidentes, fue demandante y requirió profunda analítica. Estas oportunidades se identificaron porque contaba con experiencias relacionadas que le permitieron observar la oportunidad con un ángulo distinto al tradicional.

Otro factor que influyó fue el tiempo dedicado al análisis de la oportunidad para asociarla con modelos de negocios en otros lugares (industrias  o geografías). Estas experiencias, análisis y asociaciones le permitieron construir un criterio informado sobre la viabilidad de las oportunidades y los posibles modelos de negocio para cada una.

2. Una empresa de talla mundial

Pensar en grande y tener el deseo de crear una empresa con impacto mundial implica trabajar con disciplina y la convicción de lograrlo. Es algo que muchos sueñan, pero pocos concretan.

Mantener el compromiso de construir una empresa de talla mundial fue difícil. Requirió de ajustes culturales y en hábitos que, en algunos casos, se contradecían con el propósito del emprendimiento. Exigió un alto nivel de inversión y costo, relativo a las utilidades que generaba la compañía.

También generó contradicciones por la necesidad de lograr resultados de corto plazo sin sacrificar la estrategia de largo plazo. Resultó, en muchos casos, en confusión frente a las prioridades de ejecución.

3. Un equipo de alto impacto

En el libro se resalta que la composición de los equipos fue dinámica y no todas las personas se ajustaron a las necesidades cambiantes que requería una compañía en evolución. Por eso fue imperativo mantener vigente una propuesta de valor con la que el talento se identificara y se motivara para seguir contribuyendo, aun cuando el esfuerzo requerido era altamente demandante.

La cultura fue una parte fundamental de esta propuesta de valor, y resultó de promover hábitos y los espacios que se debían resaltar en los distintos niveles de ejecución. Kenneth menciona que esa cultura se caracteriza por estar «llena de energía”.

4. Momentos de crisis

En el mundo del emprendimiento es más común estar en momentos de angustia y crisis que en aquellos de calma y tranquilidad.

Estos momentos difíciles se presentaron especialmente cuando se estaba buscando dar grandes saltos en crecimiento y en capacidades. Muchos de los insomnios surgieron por el exceso de optimismo, el mismo optimismo que incitó a soñar más allá de lo que parecía posible. Fue esencial contar con suficiente capital (financiero y  reputacional) para poder asumir los desbordes de optimismo y los errores de esta etapa inicial.

5. Cultura organizacional

Kenneth señala que la cultura fue tomando forma y fuerza a partir de impulsarla y celebrarla de manera intuitiva. Con el tiempo se entendió su poder; lo que llevó a que se comprendieran sus componentes con claridad y se diseñara un modelo de gestión de cultura estructurado que la protegiera y resaltara sus elementos diferenciadores.

Esto confluyó en que la cultura fuera tomando un espacio estratégico en las compañías y se transformó en una fuente de energía para todos “en las duras y las maduras”.

6. Transacciones corporativas

Las transacciones corporativas permitieron dar saltos relevantes de valor empresarial y distribuir riesgos. Tener acceso a capital aseguraba la sostenibilidad del grupo de empresas que se estaba conformando.

Para estar listos se requirió realizar estas transacciones con disciplina en la formalidad corporativa, pues esto le generaba confianza a las contrapartes interesadas. Siempre se mantuvo una cercanía con asesores de confianza que apoyaban la estructuración y la ejecución de cada negociación asegurando que se ampliaba el valor de largo plazo.

Es para ti: 4 claves del dealmaking.

7. Nuevas líneas de negocio

Incubar nuevas líneas de negocio requería de un compromiso profundo por parte de un grupo de trabajo pequeño con suficiente influencia dentro de la organización.

Este equipo debía tener independencia para actuar rápidamente y redefinir supuestos cuando encontraba que el negocio no avanzaba. Además, tenía que asegurar suficiente capital para llevar el producto a punto de equilibrio, lo cual puede demorarse más de lo esperado. Escindir la incubación una vez que tenía suficiente tracción y tamaño, se hacía necesario si generaba complejidad corporativa y falta de enfoque empresarial.

8. Referentes que inspiran

El país necesita referentes empresariales propios que logren grandes hazañas y hagan las cosas bien.

Esto motivará a la sociedad a creer en el poder del emprendimiento de alto impacto como fuente de desarrollo de una nación en transición.

Las narrativas sobre los ejemplos positivos propios podrían inspirar a muchos a perseguir sus propias aventuras. Es por eso que había una responsabilidad por parte de las empresas de influir sobre el imaginario colectivo, y la historia de Refinancia y Referencia podía ser visible mientras se vivía el recorrido; no por vanidad, sino para contribuir con un caso de estudio en construcción empresarial de talla mundial.

Estas lecciones de Kenneth buscan capturar las bases y la evolución de Una historia diferente que pueda dinamizar el ecosistema de emprendimiento colombiano.

Te puede interesar: Necesitamos grandes historias de emprendimiento.

Elige tu ¡reacción!
Deja un comentario